miércoles, noviembre 17, 2004

monstruos

La única lengua materna que los humanos compartimos es el balbuceo. En ese sentido, el dadaísmo es el movimiento poético más universal que ha existido: en él caben desde el protoindoeuropeo hasta las lenguas amerindias. El esperanto, esa monstruosa criatura decimonónica, nunca será balbuceado, tal como su contemporáneo Frankestein nunca será producto de un parto, por avanzada que esté la ingeniería genética... Frankestein, no obstante, sí podría balbucear esperanto.

3 comentarios:

nacho dijo...

Jajajaja, buenísima la comparación del esperanto con Frankie... je. El siglo xix, ese tiempo perdido. Saludos.

Gebeleizis dijo...

Yo hblo Esperanto y mi blog es todo en Esperanto. Nada de monstruozidad!!!

TdB dijo...

Uf, mala comparación, me temo. El esperanto es otra cosa.

¿La única relación? http://eo.wikipedia.org/wiki/Frankenŝtejno